Con el derrumbe también se destruyó el horno de leña.

«Acabo de ver en la página que comentas lo de la casa caída.
Sólo tengo tres fotos que hice el domingo, del detalle del horno que tiene esa casa, que también se ha partido, bueno no sé si estaría bien antes.
Quería sacarlo porque se ven muy bien las diferentes capas de barro que tenía. Si saco alguna otra más te la mando.»
 
Desgraciadamente los hornos, que antes eran tan frecuentes en nuestros pueblos, han ido desapareciendo y con ellos parte de nuestra cultura y arquitectura popular.
 
Son muchas las personas que colaboran enviándonos información, sin ellas sería imposible nuestra labor.
                                                                  Gracias a todos
 
Esta entrada fue publicada en Noticias. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta