Aclarados 33 robos en 15 pueblos de Guadalajara: los detenidos ya están en la calle

Artículo publicado por La Crónica de Guadalajara

La Guardia Civil de Guadalajara ha detenido a dos personas, en el marco de la operación que han denominado “LOS CORTIJOS”, como presuntas autoras de 33 robos cometidos en viviendas de quince localidades de la provincia y ha recuperado gran cantidad de objetos sustraídos.

Según ha podido confirmar LA CRÓNICA DE GUADALAJARA de fuentes solventes, los detenidos no han ingresado en ningún momento en prisión, siendo puestos en libertad por el juez y pudiendo volver a residir en su vivienda de Marchamalo, la misma donde les fueron encontrados numerosísimos objetos sustraídos, tanto de escaso como de relevante valor, puesto que lo mismo conservaban puzzles enmarcados o una freidora que armas de fuego. Se desconoce por el momento el detalle de todo lo que ya hubiera sido vendido a algún «perista» o a terceros en el momento de acceder la Guardia Civil al inmueble.
 
Una larga investigación
La Guardia Civil de Torija venía investigando, desde principios del pasado año, una serie de robos que se habían cometido en viviendas de urbanizaciones utilizadas como segundas residencias, casas de campo y otros inmuebles de zonas aisladas sitas en distintas localidades de la provincia. Los autores de estos robos fracturaban las puertas de  entrada y sustraían cualquier clase de objeto que encontraban a su alcance.
 
Los agentes tuvieron conocimiento, en  el desarrollo de la investigación, de que un vigilante de seguridad de urbanización “Los Cortijos” de localidad de Ciruelas había descubierto unos radiadores de calefacción y un botellero en la cuneta de una de las calles de la urbanización que, presumiblemente, habían arrojado los ocupantes de un furgoneta antes de ser identificados por una patrulla de la Guardia Civil que realizaba servicio en la zona.
Los objetos hallados en este lugar procedían de una vivienda de la citada urbanización que había sido objeto de un robo durante esa misma tarde.
 
A raíz de estos hechos, la Guardia Civil centró sus investigaciones en los dos ocupantes de esta furgoneta, una pareja domiciliada en Marchamalo y con antecedentes policiales  relacionados con hechos similares,  ninguno de los cuales desarrollaba actividad laboral alguna.
 
La Guardia Civil realizó numerosos operativos de servicio en las cercanías del domicilio de estos individuos y comprobó que ninguno de ellos lo abandonaba durante el día, salvo para pasear a sus animales de compañía, momentos en los que mostraban una actitud vigilante que les llevaba, incluso, a anotar las matrículas de los vehículos que circulaban por la calle en la que residían, probablemente para detectar una posible vigilancia policial.
 
Por el contrario, ambos miembros de la pareja abandonaban frecuentemente el domicilio por la noche, utilizando para ello un turismo y, en ocasiones, un turismo y una furgoneta, adoptando medidas de seguridad  para tratar de detectar si estaban siendo vigilados.
 
Pese a las medidas de seguridad de los presuntos delincuentes, los integrantes de un operativo de seguimiento que la Guardia Civil realizaba el pasado día 3 de marzo observaron como AG.B., mujer de 33 años de edad, depositaba dos equipos informáticos en una tienda de electrónica de la capital para su reparación y comprobaron que ambos procedían de un robo cometido en una finca del término municipal de Durón, donde también habían sido sustraídos televisores, varios artículos electrónicos y dos escopetas, así como un número indeterminado de cartuchos de caza.
 
Con los datos obtenidos, la Guardia Civil detuvo  a A.G.B, en Guadalajara, dos días después de la entrega de estos ordenadores. M.O.B., de 37 años edad, marido de la anterior y también de nacionalidad rumana, fue detenido el pasado día 10 de marzo.
 
En el registro del domicilio de los detenidos, llevado a cabo con autorización  judicial, fueron localizados cientos de objetos procedentes de numerosos robos, entre los que se encontraban televisores, artículos electrónicos, videoconsolas, radiadores, equipos de sonido, equipos informáticos, electrodomésticos, teléfonos móviles, armas de fuego, cartuchería, relojes de pulsera y de pared,  lámparas, objetos de ornamentación, herramientas, taladros, sierras, lijadoras, atornilladores, prismáticos, tiendas de campaña, artículos deportivos y botellas de bebidas alcohólicas.
 
La Guardia Civil ha esclarecido 33 robos hasta el momento, cometidos en viviendas en las localidades de Torre del Burgo, Durón, Cañizar, Castilblanco, Fuentes de la Alcarria, Balconete, Heras de Ayuso, Tomellosa, Archilla, Romancos, Brihuega, Pareja, Padilla de Hita, Ciruelas y Trijueque.
 
Estas investigaciones fueron llevadas a cabo por la Guardia Civil  de Torija y por la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Guardia Civil de Guadalajara
 
No se descarta la implicación de los detenidos en otros robos debido a la gran cantidad de objetos recuperados y que aún no han sido reconocidos por sus legítimos propietarios.
 
Estos objetos estarán expuestos en las dependencias de la Comandancia de la Guardia Civil de Guadalajara, de lunes a viernes, en horario de 10:00 a 14:00 y 16:00 a 19:00 horas y los sábados de 10:00 a 13:00 horas, para que puedan ser reconocidos por los que pudiesen ser sus legítimos propietarios, quienes deberán acreditar su propiedad a través de cualquier medio admitido en derecho.

Esta entrada fue publicada en Noticias. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta