Colmenar de la Sierra

Monumentos

La iglesia parroquial data del siglo XVI, de sillarejo revocado y una torre cuadrada, con atrio a mediodía. Nada queda en ella de los altares y obras de arte diversas que tuvo. La iglesia parroquial de Santa María en Colmenar de la Sierra, que tuvo un bello altar renacentista del XVI, se convirtió en ruina hace unas décadas, y ha sido restaurada después y devuelta al culto por mano de los oriundos de la vieja villa. Algunos ejemplos interesantes de arquitectura popular pueden verse constituidos por edificaciones de viviendas con corralizas anejas, grandes chimeneas, muros de sillarejo calizo, revocos y cubiertas de teja. Los paisajes que conforman el término son bellísimos: varios picachos sobrepasan los dos mil metros de altura, y entre ellos numerosos vallecillos y cañones, alguno de ellos como el del Jarama profundamente tajado entre roquedas, quebradas y barrancos, con su “Ventana de el Diablo” horadada por la erosión y el tiempo en la roca; confieren un dinamismo y variedad al entorno de gran interés. Pueden visitarse los antiguos pueblos o aldeas pertenecientes al mendocino señorío de Colmenar, entre los que aún destaca algún solitario y bello ejemplar de arquitectura popular serrana; así, el enclave de La Iruelilla, los lugares de La Vihuela y la Vereda, Matallana y Corralejo con su arquitectura negra y su iglesia recoleta y bella. Este último comunica la comarca con el resto de la provincia a través de un espectacular desfiladero y un no menos sobrecogedor descenso hasta el puente de piedra de el río Jaramilla.. Algunos elementos de la cultura popular de estos pueblos (así por ejemplo la fragua de Matallana) han sido trasladados al Museo de Etnografía y Folclore de Guadalajara.

Rutas

 

Comments are closed.